Sanidad: Te quiero pública, universal y de calidad

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidió el pasado jueves, día 9 de Enero, suspender el proceso de privatización que la Comunidad de Madrid quería aplicar a la gestión de 6 Hospitales Públicos y 27 Centros de Salud. 

El gobierno autonómico del Partido Popular, que no ceja en sus intenciones de privatización, deberá plantear de nuevo algunos de los pasos dados hasta ahora, debiendo probablemente incluir en su programa para las próximas elecciones una imposible explicación a los vecinos de por qué la sanidad pública debe ser privatizada.

Debemos felicitarnos por nuestras amplísimas movilizaciones, manifestaciones y recogidas de firmas, que sólo en nuestra comunidad autónoma (incluido el barrio de Prosperidad) han sumado alrededor de un millón de vecinos y que han conseguido, además, frenar aspectos importantes del ataque a nuestro Hospital de la Princesa, integrando, por primera vez, a pacientes, personal sanitario y ciudadanía en general.

Pero no hemos conseguido todavía disipar la amenaza, así que necesitamos seguir con la movilización para lograr que adquiera carácter definitivo esta paralización provisional de la privatización y para recuperar íntegramente todos los jirones de sanidad que los recortes nos han robado.

19 de Enero 12:00 h. 

MANIFESTACIÓN

NEPTUNO-CIBELES-SOL

La sanidad pública sufre numerosos ataques, que llevan consigo su deterioro progresivo. Podemos señalar, entre otros:

–       Despidos y recortes de personal sanitario, con contratos al 50% en numerosos casos o contratos por horas o días. Para asumir la labor, se exige doblar turnos en muchos casos, con el consiguiente riesgo para la salud de los pacientes.

–       Desmantelamiento de servicios.

–       Derivación sistemática  de pacientes a la sanidad privada,  tanto para pruebas diagnósticas como para consultas o intervenciones menos graves y más rentables.

–       Eliminación del carácter universal de los servicios (inmigrantes sin papeles, españoles mayores de 26 años sin trabajo, jóvenes que abandonen el país en busca de trabajo y que permanezcan fuera más de tres meses…).

–       Aumento de las listas de espera.

–       Copago (o repago) sanitario: recetas, ambulancias, prótesis…, que probablemente el Gobierno no podrá aplicar íntegramente, por el enorme rechazo que producen.

–       Se pretende el copago hospitalario.

–       Privatización del servicio de donación de sangre.

–       Privatización y bajada de salarios en un 50% a los trabajadores de la lavandería.

–       Disminución de los trabajadores que prestan servicios de limpieza.

–       Escasez, en los centros sanitarios, de los materiales de uso habitual.

–       Infrautilización de los recursos propios del hospital

–       Disminución del número de camas disponibles.

Asamblea Popular de Prosperidad (15M)

Plataforma de Usuarios y Pacientes del Hospital de la Princesa

Esta entrada fue publicada en Comisiones, Comunicación, Convocatorias, General, Sanidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *